Respetamos a la cerveza, su historia y tradición a los maestros que la elaboran

Respetamos a la Cerveza, su historia, tradición, innovación y a los maestros que la elaboran

ÁRBOLES y CERVEZA

(Iniciamos una serie de artículos sobre la Familia de cervezas del multivariado Estilo Especiado/Herbáceo/Vegetal en cuya elaboración se incluyen materias primas obtenidas de los árboles, empleadas como base o como adjuntos)

Jarra Abedul, creación en cerámica. de Eric Serritella

En el Invierno de 1535, la expedición del explorador fránces J. Cartier, inmovilizada por una sólida capa de hielo en el rio St. Charles -en la actual provincia del Quebec- sufria los estragos del escorbuto -enfermedad mortal, causada por falta de vitamina C, presente en frutas y alimentos frescos. Una enfermedad terrible y habitual entre las tripulaciones europeas, en sus largos periplos hacia el Nuevo Continente.
 

Dom Agaya, hijo de un jefe de la tribu de los Iroqueses, se apiado de su situación y les enseño la técnica de obtención de jarabes curativos, por infusión, de materias procedentes de árboles, de la familia de las coníferas, como la Picea, el Abeto o el Cedro.


En la actualidad, se han extendido los conocimientos sobre el recetario mágico/medicinal de los pueblos de Europa, África y América, con preparados a base de savia, resinas y otros elementos del árbol y que han servido para obtener elixires, jarabes y condimentos; si bien, durante la exploración de Ámerica, los europeos occidentales - no así los del norte de Europa - desconocian las propiedades de las mencionadas infusiones.


Sin embargo, no tardarían los exploradores y colonos de la Edad Moderna en redescubrir las viejas recetas y no dudaron en emplear sus ingredientes y preparados para la elaboración de bebidas alcohólicas y tonificantes, ante la escasez de materias primas procedentes de las metrópolis. 
El uso de dichos ingredientes como base y, posteriormente, como  adjuntos, en la producción de cerveza tenía el camino abierto.


 
Destilado tradicional de Abedul Negro

EL ÁRBOL COMO ADJUNTO

Cuando mencionamos la palabra adjuntos, entre los ingredientes de una receta de cerveza, nos vienen a la mente los familiares, y económicos, añadidos fermentables de arroz y maíz. Pero, ni siempre ha sido así, ni son los únicos adjuntos adecuados para elaborar cerveza.

No hablaremos en los próximos artículos sobre "viejos compañeros" - como los copos de avena, las maltas de centeno, ...- sino que nos referiremos a aquellos fermentables, saborizantes y aromatizantes naturales, procedentes de los árboles, que forman parte de las antiguas tradiciones y cuya elaboración y empleo, en la alimentación humana, se pierde en la noche de los tiempos.


Vendedores de Cerveza de Picea. Jamaica s. XIX

No hay comentarios:

Publicar un comentario